Onomatopeyas vascas (1909)

Fuente: Pasatiempos de un euskaldun de aldea (Euskal-Erria : revista bascongada, 1901)
Original de la Biblioteca de Koldo Mitxelena Kulturunea, Diputación Foral de Gipuzkoa

Lo difícil suele ser imitar con las letras de nuestro alfabeto los sonidos de los animales y de los elementos de la Naturaleza: porque, sin duda, tienen abecedario distinto del nuestro, pero á pesar de esta dificultad, el hombre ha querido adaptar á su lengua las voces ó sonidos de los otros elementos y remedar por medio de las letras de nuestro alfabeto los ruidos que producen aquéllos, dando lugar á la figura retórica llamada Onomatopeya. De este modo, y refiriéndonos al bascuence, vemos que el canto del grillo hemos creido imitarlo con la sílaba kir repetida, y por eso al grillo llamamos kirkir y otros kilkerr ó chirchill. El canto del cuclillo hemos creido imitarlo con la sílaba ku repetida y así á esta ave llamamos kuku. De la misma manera á la campanilla llamamos chiñchiñ ó chiliñ, al tamboril tuntun, al soplo putz, al chaparrón zaparrada, al temblor dardarrada ó dardaizua, al golpe zanpatekua y también zartatekua, al resbalón irrist, etc., etc.

Descargar facsímil en PDF

Autor: M.
Fecha: 14/04/1909