Donostia – Anniversary of 1813 (1815)

Source: Aniversario memorable : San Sebastián el 31 de agosto de 1815 (1883).
Euskal-Erria : revista bascongada San Sebastián T. 9 (2o sem. 1883), p. 161-166 (KM)178876.Original from the Koldo Mitxelena Kulturunea Library (Provincial Council of Gipuzkoa)

Desde la tarde del dia 30 se anunció la lugubre funcion con el clamoreo triste y continuo de las nuevas campanas de la misma Iglesia de Santa Maria y de las de la otra Parroquia de San Vicente que, llorando con sus ayes sonoros á los difuntos, excitaron la tristeza y mil funestos recuerdos en los ánimos de los desgraciados habitantes que les han sobrevivido, durando el lamentable sonido hasta las nueve y media de la noche. El dia 31 aparecieron cerradas las tiendas de todas las barracas y casitas provisionales á que hasta ahora se halla reducida esta desfigurada é informe Poblacion. Continuó desde el amanecer el clamoreo de las campanas y al oir sus sentidos ecos y lastimero llanto, acudió arrebatadamente todo el Pueblo, llevado de la devocion y fervor, vestido de luto, y suspendiendo el trabajo de manos, los oficios de talleres y todo estruendo del tráfico, á oir muy de mañana las misas rezadas, que mandaron celebrar la Ciudad y Consulado en la Parroquia de Santa Maria por cuantos Sacerdotes se presentasen, con la limosna de doce reales en sufragio, y propiciacion de las Almas de tantos ilustres na-turales, como perecieron en aquel terrible dia y siguientes del año de 1813. No se trabajó ni se abrieron tiendas, almacenes, lonjas, ni oficinas en todo el dia, que fuè de luto riguroso. El comercio, la industria, las artes, todo estuvó parado con un profundo y religioso silencio y una Santa inaccion. Nadie podia presentarse en las calles, sin enternecerse con los tristes recuerdos que se renovaban y la imaginacion y memoria en aquel dia de desolacion y dolor, exaltadas todavia mas con la vista de los horrorosos escombros en que ha venido á parar una Ciudad que atrahia y encantaba por su hermosura, y pintoresca perspectiva á los forasteros que concurrian á ella. En las plazas y cruceros de la desmantelada San Sebastian, ya no se oian las voces de alegria, y regocijo, la voz del espanto, y la voz de la esposa; solo se oian el lastimoso ¡ah! la lugubre endecha, y lamentacion
(Read full text)

Download original PDF publication

Author: Euskal-erria
Date: 31/08/1815